ENG  ESP 

El proyecto se centrará en dos movimientos migratorios desarrollados desde el Sur al Norte: movimientos producidos la mayoría de las veces desde España, Portugal y Sur de Italia, hacia países del centro y norte de Europa. Los trabajos resultantes tendrán dos fuentes principales:

– Documentos y archivos fotográficos desde los años 50 hasta la actualidad:

Trabajo de localización y preservación de imágenes procedentes de:

+Álbumes familiares y Archivos
+ Fotografías de archivos de clubes, asociaciones y centros culturales
+ Archivos de agencias, museos, fundaciones y otras instituciones

– Trabajo de campo desarrollado por los expertos y  los participantes.

El proyecto se llevará  entre mayo de 2012 y abril de 2014.

Introducción
Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, la necesidad de mano de obra hizo que varios gobiernos europeos implementaran medidas que abrieron paulatinamente sus sistemas para acoger a trabajadores provenientes, en un principio, de otros estados europeos menos desarrollados, comoPortugal y España o con sobrepoblación, caso de Italia, que se dirigían principalmente a Alemania y Francia. Estos movimientos de personas se produjeron también en algunos países del este de Europa. A partir de 1950 la corriente migratoria, que se había dirigido desde principios de siglo a América, cambia de destino y se encamina hacia Europa.

Fue esta en general, una emigración promovida por los países receptores: además del reclutamiento por organismos estatales o paraestatales se establecieron acuerdos bilaterales y multilaterales entre gobiernos. Reino Unido, Bélgica, Francia, Suiza, Holanda, Luxemburgo, Suecia y la República Federal Alemana utilizaron este sistema que experimentó una gran expansión: se trataba, en principio, del reclutamiento temporal de trabajadores extranjeros de los países periféricos. En una primera fase se dio preferencia a los trabajadores de países “blancos” aunque posteriormente se recurrió a inmigrantes turcos y magrebíes.

Entre 1959  y 1973 salieron hacia otros países europeos dos millones de italianos y de españoles, más de un millón de turcos, millón y medio de yugoslavos, medio millón de griegos y de irlandeses y más de 400.000 finlandeses. Hacia el final del período los flujos disminuyeron, debido a una cierta confluencia de niveles de vida entre los países europeos. Aun así, encontramos que a comienzos de 1994 seis de los diez principales grupos de residentes extranjeros en el conjunto de la UE proceden de otros países de la Unión: Italia, Portugal, Irlanda, España, Reino Unido y Grecia.

La estancia temporal se hizo definitiva en muchos de los casos, y muchos ciudadanos europeos se establecieron en los países donde apenas conocen la cultura y el lenguaje. Bajo estas circunstancias, ellos comienzan a construir una nueva vida.

Advertisements